Cómo te decia en el post ” Los 2 lastres que impiden tu cambio” , que por cierto, si aún no lo has leido te recomiendo que lo hagas, si algo puede hacer que tu vida continúe estando “como siempre” más allá de los métodos que aprendas, de todos los libros de autoayuda que hayas leido, filosofias que hayas estudiado, terapias y cursos que hayas hecho es solo por 2 únicos y principales motivos: El juego de la Victima y El Saboteador interior.

En este post veremos quién es ese Saboteador Interior, pues aprender a reconocerlo es el primer paso para utilizar todo su poder a tu favor. Ten en cuenta que incluso si ahora tienes un fuerte deseo de lograr algo en cualquier ámbito de tu vida, tu programación subconsciente te detendrá. Este bloqueo o boicot interno puede hacer que te sientas frustrado, decepcionado o enojado contigo mismo. Así que presta atención porque reconocerlo es la clave para que pierda su fuerza.

El Saboteador Interior

El término Procrastinación esta muy de moda últimamente y numerosos metodos de coaching, terapias, libros de autoayuda y blogs lo incorporan como el enemigo publico nº1 del desarrollo personal.
La lista de consejos de como salir de este auto-sabotaje destructivo suele ser siempre la misma y se parece más a una lista de tips para la mejora de la productividad que a un proceso de transformación que aborde el tema desde su origen. Sin embargo, estoy totalmente de acuerdo en que es uno de los dos factores principales, que frenan cualquier avance que las personas deseen hacer en su Vida.

El auto-sabotaje, aboca a no perseverar y abandonar sus objetivos al 90% de las personas. ¿Por qué? Por que estan buscando la llave del cofre fuera del cofre. Y la llave esta dentro!
Yo misma he pasado la mayor parte de mi vida boicoteando mis sueños de muchas maneras. Una de las más extendidas es la voracidad de conocimientos y la acumulación de técnicas que no aplican.

En la mayoría de las terapias de la energía, los límites y bloqueos subconscientes se llaman Reverso o Inversión psicológica. El Dr. Roger Callahan acuñó este término para describir la diferencia entre lo que conscientemente deseamos y lo que hacemos en realidad o nos permitimos experimentar. El reverso Psicológico es el que está detrás de todos los auto-sabotajes. Veamos qué es y cómo actúa este límite subconsciente.

El Reverso Psicológico

Cada vez que un Reverso Psicológico está presente, no habrá avances significativos o permanentes en la eliminación de la angustia emocional, pensamientos limitantes, síntomas o comportamientos asociados a él,  si no se desbloquea antes. Continuaremos haciendo lo que no queremos hacer y no haremos lo que queremos hacer. Como resultado de ello, no conseguimos lo que realmente queremos o necesitamos para estar felices y sentir que nuestra vida tiene sentido. Cuando se activa este saboteador en la sombra  nos deja con sensación de aislamiento, autoinculpación, auto-rechazo, autocrítica, auto-condenación y vergüenza, limitando inconscientemente nuestro propio progreso hacia el crecimiento positivo y la libertad personal.

Lo que esta ocurriendo, a un nivel profundo de nuestro subconsciente es que creemos que no merecemos o no podemos tener lo que conscientemente queremos y nuestro subconsciente actúa en consecuencia.  Las creencias y emociones que lo activan han sido generadas por años de aprendizaje, repetición y condicionamiento a través de nuestra familia, escuela, cultura, etc.

Este mecanismo de auto-sabotaje se ejecuta en piloto automático sin ser, en el 95% de los casos, conscientes de ello, de ahí su poder, ya que actúa como digo sin que nos demos cuenta.

Cómo te afecta esta situación repetida

No importa lo mucho que conscientemente deseas que algo suceda, el Reverso Psicológico te detendrá siempre en tu camino, cuando tus creencias y bloqueos emocionales subconscientes no esten alineados con tus deseos y objetivos conscientes. Si has estado utilizando un tipo tradicional de terapia o tu propia fuerza de voluntad consciente y tu decidido esfuerzo personal, probablemente ya te habras dado cuenta de que por ninguna de las dos vias alcanzarás tus objetivos o el alivio permanente de tu angustia o estrés, ya que estás inconscientemente (sin saberlo) bloqueando este alivio.

Puedes estar bastante seguro de que tienes una Inversión Psicológica si experimentas alguna de estas situaciones:

  • Cualquier tipo de dilación, de adicción y/o de estrés crónico
  • Bloqueos repetitivos en el progreso en cualquier área de la vida
  • Curación psicológica o física lenta o bloqueada
  • Síntomas físicos crónicos, enfermedades prolongadas
  • Incapacidad para encontrar el pleno disfrute, la paz y la satisfacción en la vida

Conscientemente, puedes desear sinceramente cambiar algo en tu vida. Subconscientemente, sin embargo, es probable que tengas límites altamente programados en cuanto a cuánta mejora o cambio puedes lograr o aceptar. Este auto-sabotaje interno significa que puedes decir: “Yo quiero esto o aquello”, o “Yo creo esto o aquello”, pero tu mente subconsciente tiene una información diferente y automáticamente debilita el plan, la intención o el deseo de la mente consciente. Supongo que esto te resuena, a poco que lo pienses.

Por ejemplo, puedes decir: “Quiero encontrar la pareja con la que compartir mi Vida.” Pero puedes tener una serie de creencias y emociones ligadas a esas creencias que operan en un nivel subconsciente y en piloto automático como te decía antes, que se activan tan rápido que apenas eres consciente de ellas, tales como:

  • No merezco cosas buenas en la vida.
  • No valgo mucho.
  • Ser feliz en una relación de pareja sería desleal con mis padres.
  • Si dedico tiempo a mi pareja, mis amigos no me harán de lado.
  • Si tengo pareja no podré dedicar tiempo a mis hobbies.
  • Las parejas terminan siempre separándose.

Te propongo un sencillo Ejercicio:

Te sugiero que tengas un cuaderno especial para utilizarlo como un diario de los ejercicios que encontrarás en muchas de las entradas de este blog y asi poder ver los avances que vas logrando e incluso trabajar con diferentes temas a resolver que vas encontrando a mientras realizas los ejercicios.

FASE 1.

Comienza a tomar conciencia de tu diálogo interno, para ello solo requieres poner tu atención mientras estás haciendo tareas rutinarias en tu dia a dia, a menudo automáticas, como lavar los platos, caminar o conducir, preparar la comida, fíjate en tus pensamientos. Toma conciencia de lo que estás diciéndote a ti mismo.

  • ¿Eres crítico contigo mismo?
  • ¿Eres crítico con los demás?
  • ¿Esperas resultados negativos de tus esfuerzos?
  • ¿Cuáles son tus expectativas de ti mismo, de las personas que te rodean o de las situaciones en las que te encuentras?

Cuando te des cuenta de tu diálogo interno, entonces escribe lo que estás escuchando. Te recomiendo que marques la fecha de cada ejercicio que hagas o cuestión que añadas para que puedas seguir tu progreso.
Te aseguro que te sorprenderás tanto de lo que “te escuchas” como del cambio de percepción que logras en muchos de esos pensamientos al tomar conciencia de ello. A veces en muchas cuestiones que “detectamos” no es necesario hacer nada más, únicamente enterarte de cuales son algunas de tus creencias programadas inconscientemente.

FASE 2. parte A

Identifica las áreas en las que crees tener mayor resistencia o conflicto, donde te saboteas a ti mismo y anótalas en tu cuaderno. Estos son algunos ejemplos para que te puedas hacer una idea:

  • Quiero bajar de peso, pero no puedo dejar de comer.
  • Quiero encontrar mi pareja ideal, pero no me apetece salir de casa.
  • Quiero aprobar las asignaturas pendientes, pero me da pereza ponerme a estudiar.
  • Sé que debería ordenar las cartas, pero sigo postergándolo.
  • Yo quiero concluir las tareas que me propongo, pero sigo perdiendo el tiempo.

FASE 2. parte B

Ahora observa el diálogo interno que surge cuando has escrito o vuelves a reeler el tema o temas que has reconocido en la parte A.

Por ejemplo, si escribes, quiero bajar de peso, pero no puede dejar de comer, tu diálogo interno puede ser:

  • Estoy gordo y feo
  • ¿Qué hay erróneo en mí que no puedo dejar de comer?
  • Me odio a mí mismo cuando me atiborro porque no puedo parar de comer.
  • Si no dejo de comer, esto va afectar a mi salud.
  • Me siento avergonzado de mi forma de comer.
  • Cada vez que asalto la nevera, me siento muy culpable.
  • No tengo que preocuparme de encontrar pareja. Nadie me querrá con este aspecto.

Ahora vamos un poco más allá. Te animas?

FASE 2. parte C

Sobre las declaraciones que escribiste en la parte B, ahora observa si puedes recordar los mensajes que recibiste cuando eras niño y que pueden estar detrás de estas creencias. Por ejemplo, puede que hayas recibido los siguientes mensajes:

  • No eres tan guapo como tu hermano o hermana, no eres tan valioso como ellos.
  • ¿No puedes hacer nada bien?
  • ¿Qué te pasa, eres tonto, no entiendes lo que te digo?
  • Nunca serás capaz de cuidarte a ti mismo si sigues así.
  • Eres un desastre.
  • Deja de comer, estas hecha una foca.
  • Mira fulanito, siempre lo hace mejor que tu, a ver si aprendes…

FASE 2. parte D

Ahora mira las afirmaciones de las partes A y C de este ejercicio y haz una lista de las declaraciones con las que crees estés de acuerdo subconscientemente. Algunos ejemplos extraidos de las declaraciones anteriores:

  • Yo no soy guapo.
  • Yo no soy capaz.
  • No soy digno de ser amado.
  • No tengo fuerza de voluntad.
  • Yo soy débil.
  • No puedo hacer nada bien.
  • Soy un asco.
  • No soy valioso.

Me encantará que me comentes qué Creencias subconscientes  has encontrado. ¿Te apetece compartir Qué has sentido al darte cuenta de las creencias limitantes con las que te han ido programando o tu mismo te has forjado? ¿Hay alguna creencia que se haya caido definitivamente, al identificarla?

AUDIOS

"LOS 2 LASTRES QUE IMPIDEN TU CAMBIO"

AUDIO 1

LA VICTIMA QUEJUMBROSA
 

AUDIO 2

EL SABOTEADOR INTERIOR